+34 917 376 548
info@futurcentrodeestudios.com

Vesna Vulovic

8 Ene 2018

Vesna Vulovic, la auxiliar de vuelo que sobrevivió para contarlo

Vesna Vulovic una joven auxiliar de vuelo, se encontraba en el vuelo JAT 367, de Yugoslav Airlines a 33.000 pies de altura, haciendo la ruta Copenhague – Belgrado con 28 personas a bordo. Sin tener conocimiento ningún conocimiento, a bordo del vuelo había una bomba oculta en uno de los compartimentos de carga colocada por un grupo nacionalista croata llamado Ustashe .

Por desgracia, la bomba explota, partiendo en miles de pedazos el DC-9 que quedó esparcido sobre Srbrská Kamenice, en la actual República Checa.

Todas las personas que iban en el avión fallecieron, excepto Vesna Vulovic. Que mientras que el DC – 9 se partía en pedazos, ella caía a 33.000 pies de altura. Se estima que Vesna pudo caer a una velocidad de 280 km/h.

Un médico alemán se encontró con el accidente y con los pasajeros fallecidos, a excepción de Vesna, que tenía el cuerpo de otro auxiliar encima y en su espina dorsal clavado un galley.

Vulovic sobrevivió no sólo a la caída, sino a graves lesiones: cráneo roto, piernas rotas, tres vértebras trituradas, un brazo roto, lesiones en sus riñones y pérdida temporal de la memoria. Inmediatamente fue trasladada a un hospital de Praga, donde 27 días después, Vesna salió del coma y lo primero que pidió, fue un cigarrillo.

No se acordaba de nada de lo que había ocurrido, y estaba paralizada de cintura para abajo. Pero milagrosamente, tras varias operaciones y una minuciosa rehabilitación, la auxiliar de vuelo volvió a andar, y a valerse por si sola.

Después del suceso, nunca volvió a volar. Aunque estuvo trabajando en las oficinas de la aerolínea y nunca experimentó ningún tipo de trauma psicológico como el trauma a volar.

Treinta años después de lo ocurrido, le hicieron una entrevista, y estas fueron sus palabras:

“No tengo suerte. Todos piensan eso, pero se equivocan. Si tuviera suerte, ése accidente nunca habría sucedido, y tendría la suerte de tener a mis padres vivos. El accidente arruinó sus vidas como las vidas de las familias de ésas 27 personas que murieron. Decir que ‘podría ser peor’ es una pequeña comodidad para los pragmáticos, porque yo pienso que mi vida podría ser mucho mejor.”

Vesna falleció a la edad de 66 años en Belgrado, Serbia. El 23 de Diciembre de 2016.